12 CLAVES PARA PREVENIR EL ESTRÉS EN TU EQUIPO

Recuerdo perfectamente el comienzo de mi odisea en Holanda. Estuve a cargo del traslado y establecimiento del departamento que se encargaba de la producción a nivel europeo de una gran multinacional. Las fuentes de estrés eran diversas y nos bombardeaban constantemente en nuestro día a día:

De todos es conocidos los efectos nocivos de estrés a nivel individual: nivel de energía bajo, enfermedades, irritabilidad, sensación abrumadora, mal humor, dificultad para concentrarse, problemas con la memoria, bloqueos, etc

España, y según la última Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo elaborada en 2015, el 13,8% de los encuestados respondieron que siempre experimentan estrés en su trabajo; el 15,8%, casi siempre; y el 35,9%, a veces.

El exceso de estrés no solo tiene consecuencias nefastas a nivel de individual si no también a nivel de empresa y sus equipos de trabajo. Existe una relación directa entre estrés y productividad. Mientras que niveles moderados de estrés pueden ser positivos para aumentar de productividad, el exceso puede llegar a perjudicar a la empresa debido a sus efectos negativos:

¿Cuáles son las fuentes de estrés en los miembros de nuestro equipo?

¿Qué podemos hacer para prevenir o gestionar el estrés excesivo?

Estas son 12 Claves que pueden ayudar a prevenir estados de estrés excesivo en la empresa:

Clave 1: Metas y objetivos razonables, deben seguir el formato SMART (específico, medibles, alcanzables, retadoras, con fechas).

Clave 2: Adecuación perfil-puesto, esto requiere conocer la habilidades de cada uno de nuestros colaboradores y que sean compatibles con las que el puesto requiere.

Clave 3: Reconocimiento y recompensa en el trabajo es el retorno por la dedicación y esfuerzo de un empleado en el trabajo.

Clave 4: Participación y empoderamiento, es decir, crear un ambiente en el que la gente tiene un impacto en las decisiones y acciones que afectan su trabajo y a los empleados un grado de autonomía y responsabilidad para que tomen decisiones con respecto a sus tareas especificas dentro de la organización.

Clave 5: Gestión y prevención del conflicto fomentando la inteligencia emocional y la asertividad.

Clave 6: Un buen plan de desarrollo, para detectar tanto necesidades de nuestro equipo pueda tener para poder desempeñar bien su trabajo, así como aspiraciones de desarrollo profesionales.

Clave 7: Fomentar un ambiente de confianza en el equipo que promueva relaciones laborales positivas y que confronte conductas inadecuadas, esto también promueve la productividad y el compromiso de los empleados.

Clave 8: Horarios flexibles y conciliación pueden ayudar en gran medida a prevenir y aliviar situaciones de tensión.

Clave 9: Liderazgo sano y motivador, de modo que el gerente no sea una fuente de estrés sino todo lo contrario, es decir, un apoyo para impulsar al equipo.

Clave 10: Fomentar un estilo de vida sano como por ejemplo incentivar el uso de la bici para ir al trabajo, dieta saludable, etc...

Clave 11: Fomentar prácticas como minfulness o inteligencia emocional en el entorno de trabajo pueden ayudar a relativizar situaciones difíciles, mejorar la concentración, mantener la calma y prevenir estados de ansiedad.

Clave 12: Técnicas de gestión del tiempo y prioridades puede ayudar, y mucho a recuperar el control de la situación y por tanto, a evitar acumulación de estrés.

Merece la pena revisar todos estos puntos en nuestros equipos y detectar las áreas de mejora, no solo para prevenir estados de estrés excesivos sino para mejorar el bienestar y la productividad de nuestros equipos. ¿Por dónde vas a empezar?

Inma Ríos se dedica a guiar a Profesionales, Empresas y Equipos a alcanzar sus objetivos y un Alto Rendimiento, por medio de Formación, Mentoring y Desarrollo Personal. Ingeniero Agrónomo con 15 años de experiencia en multinacionales en varios países. Business Trainer, Conferenciante y Coach Profesional Certificada por ASESCO nº 10.370. Más información en www.inmarios.coI


Comparte en redes sociales


CONTACTAR