6 CLAVES PARA CUIDAR TU RED DE CONTACTOS

Captura de pantalla 2016-09-04 a las 17.06.58

 

Continuamos repasando las "12 Claves para Reinventarse con Éxito".  Cuando estamos creando nuevas ideas o proyectos es importante darnos a conocer, hacer contactos, buscar sinergias, colaboraciones, posibles clientes, posibles proveedores, en otras palabras: Cuidar Nuestra Red de Contactos.

"Cuando nos estamos reinventando es fundamental que cuidemos nuestras relaciones personales".


Las relaciones personales no sólo nos pueden aportar apoyo moral que podamos necesitar, sino que también podemos encontrar otros puntos de vista, nuevas ideas, etc… Eso en nuestro círculo más cercano, pero también es conveniente ampliar nuestro círculo y cuidarlo.Vamos a ver algunas claves para cultivar esa red de contactos que tanto nos puede aportar:

Clave 1: Aporta valor. Es importante aportar valor a nuestras relaciones personales. Es como un banco emocional, si vamos al cajero y lo único que hacemos es sacar billetes pero nunca ingresamos, llegará un momento en que el cajero ya no nos dé más. Pues con el banco emocional es similar, si sólo pedimos y nunca damos al final nos pasará lo mismo.

Clave 2: Escucha Activa. La escucha activa es una habilidad muy importante a la hora de cultivar las relaciones personales. Cuando nuestro interlocutor se siente escuchado la calidad de esa conversación y de esa relación personal mejora enormemente. Y no solo eso…hay una cantidad enorme de información que nos perdemos por no escuchar de forma activa. Información que puede ser relevante a la hora de conseguir nuestros objetivos.

Clave 3: Piensa Win-Win. Cuando hablamos de relaciones personales también es importante tener presente la actitud win-win (ganar-ganar). Esto lo decía en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” el gran S.Covey, a este concepto le dedicó todo un capítulo. Practicar win-win es buscar soluciones de compromiso, donde ninguna de las partes salga perdiendo. Si vamos arrasando, quizá ganemos en el corto plazo, pero con el tiempo nos pasará factura.

Clave 4: Networking Off-line.  El networking  off-line, es decir cara a cara, consiste en relacionarse con gente en persona, asistiendo a acontecimientos que puedan ser de interés como conferencias, eventos de networking, ferias,… etc. Quizá en un momento determinado no encuentres a un cliente o alguien te vaya a dar el trabajo de tu vida, pero esto es como ir sembrando semillas, cuanto más siembres más posibilidades hay de que alguna de ellas germine y de fruto. Hay veces que las grandes oportunidades surgen debido a una sucesión encadenada de pequeñas acciones que se van sucediendo una tras de otra, y al final llegas a la conclusión que ninguna de esas acciones de forma aislada hubiesen tenido resultado; todas y cada una de ellas fueron necesarias para que una gran oportunidad surgiese.

Clave 5: Networking On-line. También hay que cultivar el networking on-line, es decir las redes sociales que, bien utilizadas, pueden ser muy útiles a la hora de darse a conocer y crear tu marca personal. A nivel profesional se utiliza cada vez más Linkedin. Tener un perfil cuidado y bien actualizado en Linkedin es la mejor tarjeta de visita que puedes tener en los tiempos que corren. Además ésta es una forma extraordinaria de mantenerse en contacto con antiguos compañeros de trabajo.

En mi caso, que estuve 10 años trabajando en otros países, gracias a las redes sociales he podido mantenerme en contacto a lo largo de todo este tiempo con compañeros que han ido cambiando de país o de empresa. Incluso, en algunos casos, retomar el contacto con compañeros de universidad después de años sin haber sabido de ellos.

Clave 6: Sé Agradecido. Finalmente me gustaría dedicar unas líneas a hablar de la gratitud. Y es que la palabra “Gracias” es una de las que más se nos olvida pronunciar, y es tan necesaria a veces... Hay estudios que demuestran como la gratitud es una fuente de felicidad, no solo para el que recibe el agradecimiento, sino que incluso más para el que lo ofrece. Te invito a que hagas la prueba.

En conclusión, nuestras relaciones personales son uno de los recursos más importantes que tenemos a la hora de reinventarnos, progresar o hacer crecer nuestro negocio. El cuidar esta red de contactos, es fundamental, es como una planta que hace falta regar para que siga creciendo fuerte y sana.

Y tú, ¿Cómo cuidas de tu red de contactos?


Comparte en redes sociales


CONTACTAR