3 PASOS PARA APLICAR PARETO EN TU PRODUCTIVIDAD

analysis-1841158_1920

Pareto fue un economista italiano que observó que el 80% de la riqueza pertenecía a tan solo el 20% de los italianos. Este mismo principio es aplicable al mundo de la empresa e incluso al mundo de la productividad.

Busca ese 20% de tus tareas que genera el 80% de tus resultados

Lo que realmente importa es comprender que un pequeño porcentaje de tus actividades/causas (20%) son responsables de la mayor parte de tus resultados/efectos (80%).

Esto se puede incluso aplicar en el aprendizaje de idiomas. Si ponemos el foco en el 20% de vocabulario, verbos, reglas gramaticales, etc. que se utilizan el 80% del tiempo, con mucho menos esfuerzo conseguiremos un nivel aceptable de ese idioma

Aplicación del principio 80/20 en la empresa

La teoría de Pareto también es muy útil en la planificación empresarial y organizacional. La regla Pareto 80/20 se usa comúnmente en muchos aspectos de la gestión organizacional y comercial.

El mundo de la empresa en su conjunto parece ser coherente con el principio 80/20, pero su desglose podría ser ligeramente diferente dependiendo de cada situación. Estos porcentajes pueden variar: 80/20, 75/25 o incluso 90/10.

•       El 80% del beneficio de la empresa proviene del 20% de los clientes.

•       El 80% del stock lo componen el 20% de las referencias.

•       El 80% de los pedidos se concentran en el 20% de las referencias.

3 Pasos para aplicar Pareto en la gestión del tiempo

Este mismo principio se puede aplicar a tu rutina diaria.

Por tanto, busca ese 20% de tus tareas que genera el 80% de tus resultados con tres pasos:

  • PASO 1. Identifica claramente tus objetivos y actividades claves para tus resultados, es decir, lo realmente importante.
  • PASO 2. Aplica el principio de Pareto para priorizar sus tareas.
  • PASO 3. Asegúrate de proteger estas actividades claves para que no haya desviaciones.

El objetivo aquí es:

  • Aquellas actividades que te proporcionen los resultados más relevantes y te acerquen a tus objetivos deben formar tu lista de tareas.
  • Esas actividades que te roben tiempo, resten productividad o incluso supongan un impacto negativo, deben formar tu lista de cosas que no debes hacer.
  • Lo que significa que debes identificar qué tareas se pueden delegar, automatizar o eliminar por completo.

¿Te ha gustado este post? Pues todo esto y mucho más encontrarás en mi libro «Claves para Liderar con Éxito». Puedes conseguirlo tanto en versión papel como ebook en este enlace.

Comparte en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Necesitas más Información?

Contactar

¿Quieres estar siempre al día?

Suscríbete y recibe los dos primeros capítulos de mi libro «EQUIPOS MOTIVADOS, EQUIPOS PRODUCTIVOS».

He leído y acepto la Política de Privacidad.